""

jueves, 8 de octubre de 2009

La solidaridad vista por un conserje-escuela.

Este escrito es una respuesta a la propuesta de Angel y Senobilla, para que cada cual explique como ve la solidaridad.

Demasiado a menudo, los habitantes de este primer mundo, tranquilizamos nuestras conciencias con gestos, mas o menos bien intencionados, participamos de el día de..., el día por... Una vez al año donamos sangre, hacemos un donativo para la causa tal o para la causa cual. Son actitudes sin duda necesarias y que palían, que no resuelven, algunos de los miles de problemas que aquejan a nuestro desigual mundo. Todos somos conscientes que nuestra forma de vida se fundamenta en la explotación del hombre por el hombre. Por ello, quienes por azares del destino, nacimos el la parte rica del mundo, intentamos acallar nuestra conciencia siendo "solidarios".
Nos solidarizamos con los "niños trabajadores", con los "niños de la calle", con los/las trabajadores de ese nuevo sistema de esclavaje que son las zonas francas en los países subdesarrollados, pero seguimos, con nuestra actuación diaria, propiciando que el sistema continué. Consumimos y consumimos y nunca nos preguntamos en que se sustenta el actual sistema globalizado mundial. Carecemos de muchas de las primeras materias en que se fundamentan los cientos de artilugios que diariamente hacemos servir, pero nunca nos preguntamos como y de donde se obtienen y a cambio de que sacrificios y de quien, al fin y al cabo, nosotros ya hacemos nuestro donativo anual para los pobres "negritos" del África.
"Somos solidarios", pero nos quejamos del exceso de personas de otras latitudes que, jugandose la vida en los más de los casos, vienen a probar suerte a nuestro placentero mundo desarrollado.
"Somos solidarios", pero nos quejamos de que la mayor parte de los recursos de servicios sociales se los llevan esos recién llegados "cargados de hijos".
"Somos solidarios", pero nos importa un carajo el anciano vecino del cuarto tercera, o el enfermo del segundo, ni tan siquiera conocemos su nombre.

La solidaridad, según la visión de este conserje-escuela, debiera ser la lucha activa de todos y todas por la igualdad real de oportunidades para todos los habitantes del planeta. La aplicación del derecho al conocimiento, a la sanidad, "al pan nuestro de cada día danosle hoy amen".
El derecho a la socializacion del conocimiento, como paso fundamental hacia una humanidad plenamente humanizada.
Puede ser utópico pero... ¿habría avanzado la humanidad sin utopías?

13 comentarios:

jose dijo...

Totalmente de acuerdo, Fermín.

Un saludo

Elena, Elenita, Elenitaza dijo...

Hola Fermín.
Acabo de leer la entrada en tu blog, y estoy totalmente de acuerdo contigo.

Me pasaba un poco como a ti:
Donante de sangre, niños apadrinados en Perú.. Pero dándome cuenta de que hay gente a mi alrededor que sufre, que ha tenido que dejar su casa y su familia para venir a otro mundo para ayudar a su familia a subsistir.
Trabajan en cosas que los españoles nos negamos a hacer por ser “demasiado duro y mal pagado”. Incluso se ven forzados a trabajar en profesiones vergonzantes, para poder pagar su viaje, y siempre sujetos a “tratas” que los persiguen hasta la muerte.
También hay españoles que por motivo de la degradación de la droga, el alcohol, el paro, están en la calle sin casa, sin comida, sin nada.

Y yo aquí calentita, con familia guapa, con trabajo..

Pero descubrí una ONG “Médicos del Mundo”, que trabaja justo con todo “eso” que yo buscaba.
Te juro que me llenó. Me he dado cuenta de que para ser solidario, no hace falta ir al 3º mundo. También puedes serlo aquí mismo, sin salir de tu ciudad. No te imaginas todo el bien que puedes hacer. Y cómo te sentirás agradecido.
Sólo tienes que aportar buena voluntad, ganas de hacer cosas por los más desfavorecidos de tu comunidad, mucho respeto hacia ellos (nunca sabríamos lo que habríamos hecho nosotros en su lugar y en sus circunstancias), y mucho cariño, que es lo que necesitan.

Ah, no hace falta ser sanitario para ser voluntario.

Un beso por ser tan buena gente

Elena

Dean dijo...

Me ha gustado mucho tu concepción de la solidaridad, se nota que eres una persona realmetne sensible.
Un saludo.

fermin dijo...

Gracias a los tres por vuestra visita. Para mi, más que solidaridad, lo que el mundo necesita es una revolución de las conciencias.

Balovega dijo...

Hola Fermin...

Una excelente entrada en la que en su totalidad estoy de acuerdo contigo...

Un abrazote de bellos sueños

Merce dijo...

Revolucion de las conciencias... me gusta eso, mucho, vas a tener toda la razon Fermin, toda.

Biquiños

-k4rLiNhOs- dijo...

Pues si Fermín, como la vida misma, que haríamos sin la solidaridad, el mundo se mueve gracias a eso, saludos

senovilla dijo...

Un gran aporte que ha hecho que esta iniciativa sea un éxito, hablar y contar la solidarida en libertad conmueve y educa nuestros pensamientos, gracias Fermín por estar ahí y pronto os tendré a todos juntos.
Un abrazo.

Anderea dijo...

"El derecho a la socializacion del conocimiento, como paso fundamental hacia una humanidad plenamente humanizada".

No sé si esto es o no solidaridad, pero estoy completamente de acuerdo en que hemos de conseguirlo con urgencia, Fermín.

Deybi dijo...

Para no hacer nada, es mejor ayudar con pequeñas cosas. Esto si es solidaridad, aunque no paresca.

Campurriana dijo...

Fermín, acabo de enlazar tu blog al mío para tenerte más presente.

Me alegro de verte de nuevo.
Un saludo.

OPIÜM dijo...

Hola.Muchas gracias por tu post en mi post acerca de esta mujer, Luisa.
No me lo esperaba..
Bueno supongo que yo lo denomino RESPPONSABILIDAD SOCIAL,si ves a personas que necesitan ayuda, que te lo piden pues...no me parece ni ético ni moral mirar para otro lado como si allí no pasara nada.
Si ni tan siquiera esta mujer tiene la ayuda de su familia, muy al contrario.Tal vez tengamos que ser los demás necesarios para ella....
Pásate por mi blog siempre que quieras.
Un abrazo.Lorena.

fermin dijo...

Muchas son las veces que me he pasado por tu blog, Lorena. Hace tiempo que te tengo en mi lector de feeds, solo que hasta ahora no me había decidido a dejar ningún comentario. Llámalo como quieras, pero eso que tu hiciste es lo que da sentido a la palabra solidaridad.

Publicar un comentario