""

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Extraño país

Extraño país en el que nos pasamos la vida criticando a los sindicatos por su pasividad, excepto el día en que llaman a la movilización, que los criticamos por todo lo contrario. Extraño país en el que esperamos a que acudan los piquetes para justificar nuestro paro delante de los jefes. Extraño país en el que nos tienen que imponer el derecho a defender nuestros intereses por la fuerza.   Extraño país en el que justificamos nuestro no seguimiento de la huelga porque nos descuentan el salario del día. Extraño país en el que nos cuesta discernir que es lo que realmente es de interés general.  Extraño país incapaz de discernir que es de interés propio. Extraño país que mira con pasividad como "los mercados" regulan su día a día. Extraño país capaz de solidarizarse por cincuenta mil causas justas, pero que es incapaz de ver que se está poniendo en peligro su propia causa. Extraño país que se muestra conservador de los derechos de los poderosos. Extraño país...
Tan extraño que ya no se si realmente se trata de mi país.  

La imagen la recogí de aquí

13 comentarios:

Marce dijo...

Nada extraña es tu publicación, Fermín, pero si expresiva y con una gran carga de sentimiento encontrado, un acertado retrato de este, nuestro país en un día tan trascendente, en el que nos haces reflexionar un poco mas si cabe . Saludos

Jose Manuel dijo...

España es un pais de contradicciones,y esas contradicciones es lo que nos hace ser como somos.Tu lo reflejaste perfectamente en tu entrada.Ya sabes mi opinion sobre la huelga,pero tambien sabes mi opinion sobre los sindicatos.
Un abrazo amigo

Jose Manuel dijo...

Una cosa podemos sacar en claro de esto,que te llegaron las musas de la inspiracion......

Juan Nadie dijo...

Extraño país en el que a la autodenominada izquierda (¿sabrán lo que es eso?) se le jalea cualquier despropósito y donde existen unas organizaciones cuyos dirigentes, en lugar de defender a sus representados, defienden sus propios privilegios.

Sí, extraño país éste.

Eastriver dijo...

Entiendo tus quejas pero, llegados a un punto, también puedo entender las otras quejas. Es nuestra obligación moral ser crítico, incluso con nosotros mismos. Esto lo digo hoy, que me he cuidado mucho de decirlo en los días previos: falta unidad y yo no haré nada, ni que sea un granito de arena, para romper la poca que hay. Pero eso no significa que no pueda comprender ciertas actitudes. Un abrazo y adelante siempre, que queda mucho por hacer.

Logio dijo...

Si, amigo, es muy bonito disfrutar de un mes de vacaciones pagadas, de tener un jubilación con una pensión asegurada, el poder gozar de unos días de asuntos propio, el poder hacer un alto en la jornada para tomar un café.... pero eso sí, a la hora de defender todo eso todo son peros.

Agradecer al que ha perdido hoy un día de su salario para defender los derechos del esquirol que ha agachado la oreja y ha preferido mirar para otro lado.

Tenemos lo que merecemos.

El tejon dijo...

Extraño país que se moviliza más por ver la presentacion de un jugador de futbol que por defender el futuro de nuestros hijos.

Dean dijo...

Gran razón tienes, pero así ha sido siempre -desafortunadamente-. Unos pocos ponen la cara mientras otros se esconden pero luego todos disfrutan de los logros. Muchos dicen que la huelga llega tarde, pero no creo que se movilizara mucha gente cuando el país nadaba en la abundancia; y hoy, no obstante la cantidad de problemas, para muchos es más cómodo el sofá y esperar a que otros sean los que -por lo menos- salgan a gritar que ya basta.
Un saludo.

Xibeliuss dijo...

Extraño, extraño país, sí...

Morgana dijo...

Extraño sin duda...

ñOCO Le bOLO dijo...


Estuve en la Puerta del Sol.
A los mercados, en plata, se le llama El Capital.

Saludos

CR LMA
________________________________

Lorena dijo...

El país de la crítica fácil, se haga lo que se haga, mal hecho está...

Balovega dijo...

Hola..

Hoy es un buen día para convivir, convivamos siempre.. Un abrazo de buen fin de semana

PD. Espero te encuentre bien, fermin.. un beso

Publicar un comentario