""

miércoles, 27 de mayo de 2009

Un campeón, sin duda.


Posiblemente la noticia del día sea la final futbolera de esta noche en Roma, pero yo no voy a hablar de eso, ya se encargan los magazine televisivos de ello. Ahora mismo; 17:43h, el Club, programa de tarde de TV3 (Televisió de Catalunya), está emitiendo en directo desde Roma. Pero no es de esto de lo que quería hablar hoy.
Hace unos días descubrí el blog de un joven deportista de mi ciudad. No voy a decir que lo he visto crecer, pero si que hace mucho tiempo que lo conozco y tengo relación con el. Me llamó la atención la temática de su propuesta. En ella va desgranando sus experiencias vitales sobre sus hobbies: el mundo de "Els Castells" y el triatlón. En sus últimas entradas explica sus largas sesiones de entrenamiento para afrontar la media Ironman de Calella, prueba que se celebró el pasado domingo en este localidad de la comarca barcelonesa del Maresme. Se compone esta prueba de tres especialidades deportivas: natación (1,9kms), ciclismo (90kms) y carrera a pie (21,1kms) y todo eso es considerado como la mitad de una prueba completa. Se ha de ser un gran deportista tan solo para acabar una de estas pruebas. Si, aparte de tener una gran forma física para aguantar semejante paliza , se ha de tener una mentalidad especial para, sabiendo que tu único objetivo es acabar la prueba, entrenar durante semanas y eso después de acabar la jornada laboral. Un gran esfuerzo, mas si tenemos en cuenta que en el mundo del deporte, ese deporte elitista que tanto nos gusta ver, lo único que cuenta es ser el primero. Leer la narración que Oscar hace de su participación en la prueba me ha emocionado. El explica sus marcas en las diferentes partes de la prueba, sus estados de ánimo, sus... en fin.
Todo esto me hace reflesionar sobre lo que es realmente el deporte con mayusculas. Sus marcas son lo de menos, su objetibo era acabar la prueba, y eso lo hizo brillantemente. Lo otro, lo del deporte profesional, es otra cosa. ¿Tal vez el equivalente al circo romano?

7 comentarios:

Logio dijo...

No todo es futbol Femín, aunque hoy parezca lo contrario.

Anderea dijo...

Gracias por recordar ese otro DEPORTE, Fermín,
Lo otro, sí: casi circo romano.
Un abrazo.

Dean dijo...

Vaya entrada amigo, hoy es uno de esos días en que ha salido lo mejor de tí; cómo nos dejamos enceguecer por el brillo dorado, por el vil metal. Mi niña pequeña casualmente me preguntaba: ¿y estos ganan más que ZP?, no lo podía creer. Es verdad que estos señores "hacen muy bien su trabajo", pero hay más cosas aparte del fútbol.

fermin dijo...

Celebro que compartáis mi reflexión. Gracias.

Merce dijo...

Fermin te adoro!!! jajaja yo entré aqui pensando ver un tremendo post del superhipermegacomentadopartidodelbarcelonaysutriunfo y me encuentro con un post dedicado a un deportista nato, de esos de verdad, de los que sienten el deporte y lo viven, de esas personas que pasan desapercibidas hasta en los periodicos locales, (una grandisima pena) y que son verdaderos heroes, si señor Fermin, no es que no me alegre de que ganase el Barcelona (que conste que no me gusta el futbol, solo veo un poco los partidos interesantes)desde luego que me alegra de que ellos fueran los campeones y no el Manchester, pero es que no todo es futbol en el mundo del deporte, muy bien muy bien :)

Bicos

Max Birrax dijo...

Considerar el deporte profesional como deporte me parece una ingenuidad, los deportistas de hoy en día son el chavea este que nos muestras y muchos otros que se afanan con ilusión en practicar sus aficiones favoritas en los polideportivos de nuestros barrios. Una vez que se llega a la cima -siempre habra raras excepciones, claro- hay demasiados intereses como para mantener la pureza, tanto del deporte como de las personas.

Un abrazo, amigo mío.

Té la mà Maria - Reus dijo...

hola hoy salen tus picaportes e el blog
http://trucadors.blogspot.com
gracias por todo y sigue mandando
un abrazo

Publicar un comentario