""

domingo, 12 de abril de 2009

La mona de pascua.

... Y mañana lunes de pascua finalizan las vacaciones. En Cataluña y en casi todo el Levante es tradicional, este día, que los padrinos le regalen al ahijado una de estas tradicionales Monas de Pascua. En cada lugar tienen una forma diferente, por estas tierras de Valls y alrededores lo acostumbrado es una tarta de mantequilla, generalmente, y frutas confitadas, y el huevo de Pascua hecho de chocolate, aunque este va perdiendo peso en beneficio de figuras varias. Repasando la prensa de hoy domingo podemos leer las diferentes creaciones que del ingenio de los diferentes maestros pasteleros han salido:

"Una pastelería de Barcelona ha creado una Mona de Pascua con más de 60 kilos de chocolate y unas medidas de 1,20 por 70 centímetros y casi un metro de altura que simboliza la crisis económica y "enfoca la cruda realidad", tal como explicó su creador, Jordi Pallarès".

"La Pastelería Prats de Lleida ha dedicado al tenista Rafa Nadal su tradicional mona de Pascua de este año, que reproduce en tamaño natural y con 110 kilos de chocolate la figura del deportista".

"Una mona de pascua, el tradicional postre de Semana Santa en Catalunya, de un metro de largo y de entre 50 y 60 kilos de chocolate rinde homenaje a la llegada del AVE a Barcelona y recrea las diferentes estaciones por las que pasa el tren de alta velocidad entre Madrid y Barcelona".

Y así podríamos continuar con muchos otros titulares, pero la que yo pretendía mostraros es la que ilustra este apunte. Está confeccionada con alrededor de 800g de chocolate y con todo el amor que un abuelo puede sentir por su nieta. En este caso el maestro pastelero es más modesto, que no peor profesional y no la ha confeccionado en ningún obrador famoso, sino en su propia casa. Hace unos años, cuando tenia negocio propio, realizaba barias de estas obras maestras, ahora, en su trabajo, prefieren comprar el material confeccionado, creo que no saben lo que se pierden. Por cierto, el artista es mi cuñado LLuis.

9 comentarios:

Logio dijo...

Preciosa tradición; recuerdo el sabor del chocolate de mi estancia en L'Hospitalet, aunque por aquel tiempo no tenía padrino que me regalara ni ahijado al que regalar, ja, ja.

Merce dijo...

Da pena comersela, no? aunque el chocolate sea una tentacion :)

José Luis dijo...

Pues tu cuñado es un maestro. Quien lo tuviese. Pasarlo bien este día, aquí no es fiesta, pero no me importaría probar una mona de pascua como esa casa.

Carmen dijo...

Felicita a tu cuñado de mi parte, es un verdadero artista.

Es maravilloso conservar las tradiciones y más si son tan dulces como ésta.

Un besito y feliz semana

senovilla dijo...

Cuando el dulce se convierte en arte.

Saludos Cordiales.

Moisés P. dijo...

Hola fermin,,,,me encantan las monas de pascua. En nuestra zona las hacen redondas con el huevo en el medio...pero ese "pan quemado" que también llaman es algo especial..
saludos y espero que hayais pasado unas felices pascuas¡¡¡

Jaume Pros dijo...

No soy demasiado chocolatero, però las monas de pascua ...Ummmmhhh.

Balovega dijo...

Holaaaaa.. que preciosidad.. no soy muy dulcera.. pero la casita de chocolate .. ufffffff.. me comería una ventanita.. jjejejej

Un abrazote

Carmen dijo...

Paso de nuevo para desearte un feliz fin de semana.

Un besito!

Publicar un comentario