""

martes, 26 de agosto de 2008

Bereber, una lengua no reconocida

Regiones con población bereber

Retomando las estadísticas de nuestros nuevos convecinos, hoy le toca el turno a nuestros vecinos del sur. Argelia, Marruecos, Mauritania y Túnez, aportan algo más de 700.000 personas a nuestras fabricas, campos y servicios. De ellos la comunidad mas numerosa es la marroquí con 648.735, seguida de Argelia que aporta 45.825, siendo Mauritania y Túnez casi testimoniales, con poco más de 8.ooo la primera y 1.500 la segunda. (Fuente: Ministerio de trabajo e inmigración)
Una de las etnias más antiguas de esta zona geográfica es la comunidad Amazigh (Bereber). A pesar de los abundantes vestigios prehistóricos y de los datos proporcionados por las fuentes escritas griegas, latinas y árabes, se ignora casi completamente la historia pre-islámica de los bereberes. Los clásicos los hacían pueblos autóctonos, mientras que los árabes los consideraban descendientes de los cananeos o de los himyaríes del sur de Arabia.
Lo único cierto es que los bereberes ya habitaban el norte de África desde una época muy antigua.
Los pueblos bereberes son de raza blanca en general, pero no constituyen un tipo homogéneo desde el punto de vista antropológico. Ya en el s. XIV, el gran historiador de origen sevillano, Ibn Jaldun, distribuía a los bereberes en tres grandes tribus: los masmúda, los sanhuya y los zanáta.
Todos estos pueblos hablan o han hablado una lengua común que denominamos bereber. Es una lengua hablada, pues en raras ocasiones se ha escrito. Son muchos los dialectos bereberes y, a pesar de su multiplicidad, son evidentes sus afinidades y su origen común. La orientación política actual en los Estados del Magreb favorece la difusión del árabe y del francés en perjuicio del bereber. Allí donde el bereber conserva su lengua, mantiene sus costumbres, sus instituciones e incluso sus manifestaciones artísticas, pero, cuando forma parte del proletariado de las grandes ciudades como Argel o Casablanca y vive miserablemente, se siente completamente desarraigado de su ambiente ancestral y tampoco consigue adaptarse al nuevo género de vida.
El músico Hamid Cheriet es uno de los máximos exponentes de la cultura musical Bereber, desde que a finales de los setenta, por un cumulo de circunstancias, popularizase la canción a vava inouva. Bajo el nombre artístico de Idir, ha tenido una exitosa carrera.
Aquí os dejo esta versión de la canción que le catapulto a la fama.

6 comentarios:

Eulogio dijo...

Me gusta que una brújula que busca el norte mire también al sur.

senovilla dijo...

No conocía mucho de esta lengua y el porqué está destinada a desaparecer.

Saludos.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Muy interesante, esto es cultura general y nos viene muy bien.

Alejandro dijo...

Gracias por la mención de mi blog musical, interesante el artículo. Saludos!

fermin dijo...

Gracias a ti Alejandro. Es el segundo vídeo y el segundo artista que descubro gracias a tu Blog. Creo que era obligatorio, aunque lo hice con mucho gusto, difundir la fuente donde me inspiré.
Tu blog es una de mis lecturas obligadas. Te tengo en el lector de feeds.
Un saludo y te sigo leyendo.
Clara y pepe, cortar y pegar, pero a mi me va bien. Como veis tengo ansias de aprender. Bienvenidos a esta vuestra casa.
Y a los dos de más arriba, como siempre, gracias por hacerme sentir que no estoy solo.

Anónimo dijo...

viva todos los pueblos bereberes del mundo

Publicar un comentario