""

jueves, 21 de agosto de 2008

Lo que pudo ser y no fue


Esta es mi humilde aportación, a la segunda edición, del reto del Mosquitero, Escribe tu historia.
Sigue el enlace y disfruta de la creatividad de un grupo de amigos que se divierten explicando sus historias.

Ayer volví a verla, sola y abandonada en su rincón. Sentí una tristeza inmensa al verla. Su rostro, sin aquel brillo que antaño deslumbrara a todo el mundo, envilecido por los años de abandono, ella que estuvo llamada a ser la musa que inspirase sus más brillantes creaciones, tirada como un trasto viejo en un rincón cualquiera. Sentí la tentación de hablarle, de regalarle una caricia, pero me dio vergüenza, . Recordé aquellos tiempos en que era presentada a sus amigos como la mejor compañera que jamás pudo tener, aquella que le regalaría la felicidad eterna, los mejores momentos de su vida, la que haría realidad sus mas ansiados sueños. Recordé como, orgulloso, presentaba a sus amigos sus curvas de mujer perfectas, la finura de su tacto, el brillo de su figura perfecta, como, nada más llegar del trabajo, le regalaba sus mejores caricias, no importaba lo cansado que estuviese. Escuchaba, incansable, junto a ella, las melodías más dulces, las mejores baladas, los ritmos mas en boga, para después, en interminables sesiones, practicar juntos, lo de menos era el resultado, la ilusión mueve montañas, se decía el. Los dos juntos estaban llamados a dar conciertos multitudinarios ante centenares de enfervorecidos seguidores que los aclamarían por allá donde pasasen. Fueron un par de años memorables, ella era su prioridad. Hoy he sentido una pena inmensa pensando en lo que pudo ser y no fue.
El declive de su relación llego poco a poco. Primero le resto tiempo y dedicación, la llegada de aquella criatura dulce, pequeña, frágil, a la que el dedico toda su atención. Aun, algunos días, la reclamaba para cantarle dulces nanas a la recién nacida, pero cada vez mas espaciadas en el tiempo, hasta que un mal día le confeso que todo había sido un fracaso, que su relación tenia que terminar, que él había comprendido, no sin dolor, que no estaban echos el uno para el otro, que sus dotes musicales tan solo habían sido un sueño de juventud, un bonito sueño, pero eso, tan solo un sueño. Y así fue como paso al ostracismo de aquel rincón en el armario, junto al ultimo papel en blanco de un blog de solfa.
Pobre guitarra mia.

21 comentarios:

Cèlia dijo...

Te ha salido una historia preciosa, bien parida (como tu mismo dirias). Felicidades! aunque...¿existió o existe la guitarra? Me ha dejado intrigada...

Cèlia dijo...

Por cierto, cada vez que visito tu blog está más chulo, te felicito también pues me dejas con la boca abierta.

Eulogio dijo...

Bien hecha.

fermin dijo...

Existió y existe, Celia.

Graciela dijo...

hola Fermín muy bueno tu relato, puedes sacar la guitarra guardada!!!, saludos!!!

senovilla dijo...

Estupenda Historia y bonita forma narrativa de contar una realidad.

Que te voy a decir, amigo, me ha gustado y además comprendido en su más amplio sentido.

-.-.-.-.

Espero que la celebración fuese estupenda y pasases un gran día.


Saludos

fermin dijo...

La guitarra, Graciela, creo que ahora no sabría ni como cogerla.
La celebración fue modesta, casi casi, se limito a un ramo de flores y poca cosa más. Gacias Senovilla

Carla Mariela dijo...

Divino Fermín... me ha gustado.

senovilla dijo...

Un ramo de flores es mucho amigo, conservar el amor tanto tiempo es maravilloso.

Saludos

VIDA dijo...

A veces los sueños regresan Fermín, aunque ahora solo sean un recuerdo.
Me encanta tu historia, está muy bien llevada y con mucha sensibilidad.
El concurso se pone dificil con historias tan buenas.

Toni1004 dijo...

Amigo Fermin, en este feliz dia en el que me pongo al corriente de todas las historias, observo contento que somos capaces de sacar a relucir el pasado de forma hermosa.

Me gusta la historia

Carmen dijo...

Un precioso homenaje a tu guitarra. Bonita historia.
Saludos, y suerte

neruda dijo...

Solo puedo decirte que después de haber leido todas las historias que por ahora se presentan al concurso, la tuya es una de mis favoritas... me ha encantado... Un beso!!

neruda dijo...

Creo que cometí un fallo al dejar mi URL...

sonia dijo...

Qué lástima y qué final para la historia!
Una maravilla leerte.
Suerte en el concurso!!
(Estoy viendo que hay una calidad de historias increíble)

VolVoreta dijo...

De humilde aportación...nada, Fermín. Es una historia preciosa, muy bien llevada, se mantiene el suspense hasta el último renglón.
Volver a retomar antiguas aficiones siempre es agradable y, creo, que sería como montar en bici...nunca se olvida.

Suerte.
Un saludito.

m4n010 dijo...

Me ha parecido genial y muy bien narrada.

la despeinada dijo...

me encanto el relato cada dia miro y leo con vivido interez en lo que las personas en sus blogs pueden ensenarnos hermosa historia gracias la despeinada

Marshal dijo...

Jeje que puro ese amor con tu guitarra, espero que algun dia le puedas dar la caricia que estoy seguro que se merece...

Un saludo me ha gustado la historia!

Anónimo dijo...

Me ha provocado una sonrisa, porque al principio parecía una cosa y yo bajaba sospechando qiuue era otra. Pobre guitarra tuya.
Carmen, de Té Oro

Gaby dijo...

¡¡Maravillosa historia!!

Es increible como algo que en un tiempo significo tanto para nosotros, llega a perder su importancia.

Publicar un comentario