""

domingo, 29 de junio de 2008

Dudas razonables.

Está visto que en este mundo de los blogs cada día aprendes algo nuevo.

Hoy Toni habla de los comentarios para hacerse publicidad que dejan algunos. Supongo yo; bueno más que suponer estoy seguro, que esto solo les ocurre a los grandes, entendiendo por grandes a aquellos que llevan en esto mucho tiempo y se han ganado a pulso su credibilidad. Por tiempo y por contenido, porque seguro que sin contenido la credibilidad no se gana.

Yo que en esto boy más vendido que una mula en feria, seguro que habré cometido más de una insensatez.

Acostumbro ha comentar cuando el tema tratado me interesa, seguro que más de una vez, habré dejado un comentario torpe. También comento esporádicamente en aquellos lugares que frecuentemente leo, pero que por la temática que tratan no me atrevo a opinar. Estos últimos son, los que después de leer a Toni me han generado la duda de si serán mal interpretados, acostumbro a decir algo así como: Hola, me paso por tu lugar con frecuencia, como que estoy seguro que volveré, y no quiero hacerlo clandestinamente, te dejo este saludo. Otras veces llego a un lugar a través de un enlace de cualquiera de mis lecturas habituales y me da apuro comentar a la primera y a modo de presentación dejo algo así: Hola, llego desde casa de fulano y me ha interesado tu propuesta. Solo quería que lo supieras y que seguiré tu pista. Saludos.

Es evidente que a mi también me gusta que se pase gente a leer mi búsqueda del norte, pero por que haya llamado la atención de alguien por mi acierto al comentar o porque haya despertado la curiosidad de ese alguien, pero me daría muchísima vergüenza que alguien mal interpretase mis intenciones.

En fin, que Toni me ha dejado sumido en un mar de dudas.

2 comentarios:

toni1004 dijo...

No las deves tener Fermin, tu segundo comentario, el decir que llegas a un blog desde otro lugar, es lo mejor que se puede decir cuando no se va a opinar sobre lo escrito. Además, tampoco todas las entradas son para opinar.

Para alguien que lee los comentarios de una entrada, la simple invitación a visitar otro blog es desatendida de inmediato.

En cambio, si opinas sobre lo escrito o tu comentario es ingenioso, siempre, y lo vuelvo a repetir siempre, se seguirá tu enlace y se visitará el blog de ese, que con un comentario, ha llamado nuestra atención.

Creeme, es mejor llamar la atención opinando que convirtiéndose en una agencia de publicidad...jejeje

Y buenop, todos hemos pasado por esa época de spamers, así que lo mejor es pasar página y empezar a intentar no serlo. Eso si, en mi blog no me ha parecido nunca que tus comentarios entraran en esa categoría, así qye tranquilo...jeeje

JP dijo...

Pues sí, yo también estoy sumido en un mar de dudas, porque además comento mucho. Trato de aportar, de dar mi punto de vista.

Ahora estoy preocupado por si hay gente que interpreta mis comentarios en los blogs como spam.

Comentarios como el de toni1004, además de su post, ayudan a aprender y a reflexionar.

Y si alguien interpreta o yo mismo me siento como potencial spammer, pues habrá que aprender...

Saludos,

JP
Historias de JP

Publicar un comentario