""

martes, 24 de junio de 2008

Reflexión sobre la amistad

Lo importante de tener amigos; buenos amigos, es, creo, que saben captar tu estado de ánimo. Por el hecho de haber compartido buenos y malos momentos, llegan ha conocerte casi tanto como tu mismo. El buen amigo es aquel que cuando capta, o cree captar que algo no va como debiera, te llama a un aparte y te induce sutilmente, el que tenga esta capacidad, o por el derecho, el que no sea tan sutil, a que "buidis el pap", como decimos en catalán, a "confesarte", podría ser una buena expresión en castellano. Para los que nos cuesta expresar lo que nos corroe por dentro, lo importante quiero decir, el que alguien en quien confías te incite a hablar, es una liberación. Por suerte tengo ese tipo de amigos. Por desgracia el trabajo, el maldito trabajo, hace que vivamos en localidades diferentes y no podamos compartir nuestras vivencias, pensares y "neuras", tanto como seria de nuestro agrado, pero cuando lo hacemos, lo hacemos intensamente.
Cuando llegue a Valls, en el año 1977, mi circulo de amistades se reducía al de mi compañera del alma Tere. Poco a poco el circulo se fue ensanchando. Mi inquietud social y el buen ojo para captar gente dispuesta a la colaboración en este terreno, que siempre tuvieron, José Maria y Rosa, culminó en el nacimiento de una sincera amistad, (a pesar del mal trago de su coliflor con bechamel, con que me obsequiaron en nuestra primera cena juntos. Odiaba, por aquel entonces, la bechamel). De esta pareja, tanto Tere como yo, hemos aprendido infinidad de maneras de afrontar la vida, son incansables en la búsqueda de objetivos, y en su puesta en practica, que den sentido a la vida. Una anécdota que siempre contamos es aquella de que, "somos padres por su culpa". Cuando andábamos dándole vueltas al asunto nos anunciaron que estaban esperando a su primera y única hija, (de la que me hicieron padrino civil). Nuestra hija mayor tiene tan solo seis meses menos que la suya.
Este escrito tan solo tiene interés para mi, lo se, puede que no sea muy heterodoxo para un blog, pero que caray, como ya he dicho en otras ocasiones, esta es mi bitácora, y en ella escribo, también, aquello que el día a día me depara y hoy, creo que se intuye, tuve una fructífera conversación con dos buenos amigos. Sea, esta, otra manera de darles las gracias.

2 comentarios:

pitufina dijo...

hola me algro que te pasaras por mi blog y que me dejaras un comentaaio, parece que la vetanita vale para algo jajajja

fermin dijo...

Bienvenida a esta santa casa pitufina. Espero que no sea la ultima vez.

Publicar un comentario