""

martes, 2 de diciembre de 2008

Paisaje cotidiano

El otro día Eulogio nos mostraba el paisaje que se ve desde su puesto de trabajo. Antes lo había hecho Sonia. Hoy os quería mostrar yo "mi reino".



Ese gran portalón, ahora desierto, hace tan solo unos minutos estaba lleno de mamas, papas, abuelos y abuelas y como no, de niños.



He aquí, en primer plano, mi principal herramienta de trabajo, les presento... "la fotocopiadora", pero tengo más: Tengo un teléfono, para atender las llamadas, un telefonillo, para abrir la puerta si desplazamientos innecesarios, el cuadro de luces, una guillotina, una plastificadora, tijeras,... en fin... todas esas cosas que un conserje-escuela que se precie ha de tener. Pero de la herramienta que más orgulloso estoy es de mi martillo. La de cosas que los artistas hacemos con un martillo y una llave "grifa". Algunas veces, abusando de la tecnología punta, utilizo una "sierra de calar", la de utilidades que tiene... Bueno que ya veis que herramientas no me faltan.



Vista a la izquierda ¡Ar! Y aquí la escalera de acceso al primer y segundo piso, porque tenemos dos, y sin ascensor, no valláis a pensar que la infraestructura de la enseñanza en Cataluña es de vanguardia. Si notáis algún reflejo extraño en la foto, son los cristales de la "garita", que me empeño en no limpiar. Y lo consigo sin mucha dificultad.
Ala, a ver si alguien más se anima a mostrarnos su "paisaje cotidiano".
Por cierto, aquellos que por aquí pasáis y tenéis hijos en edad escolar: ¿Hay conserje en sus escuelas? ¿Conocen los niños su nombre? ¿Lo conocéis vosotros? ¿Quien le paga? A mi me paga el ayuntamiento de mi ciudad, osea, todos los ciudadanos y eso me crea un problema: no puedo contradecir a nadie, por aquello de quien paga manda, y como a mi me pagan todos los ciudadanos, pues eso, a mandar. Que cruz... Pues nada... espero alguna respuesta, mas que nada ,para conocer un poco como anda la profesión por el resto del estado.

Imágenes gentileza de Candela Batet.

12 comentarios:

Eulogio dijo...

A mi me crió un hombre que hacía tu trabajo, ¡que recuerdos!, la sala de profesores, el almacén, la sala de reuniones, todo lo que estaba prohibido para los demás niños al caer la tarde se abría para mi de manos de mi padre.

Cuando los demás niños se iban a casa yo me quedaba a ayudarle a cerrar las persianas o las puertas y a mirar en los baños por si quedaba algún niño dentro.

Un abrazo, Fermín.

pitufina dijo...

el conserje del cole de mi hijo se llama luis, y fue uno de los dos conserjes que estaban cuando yo. Conoce a todos los niños del cole, no esta dificil porque es de aqui y ademas son 150 los niños que van a la escuela. Y da dos actividades extraescolares.
Como ves toy bien informada jajjajaja. Es que esto es pequeño

Carmen dijo...

Yo recuerdo con mucho cariño al conserje de mi colegio. Era un hombre de mediana edad, muy cariñoso y siempre pendiente de todos y de todo. Son recuerdos inolvidables.
Seguro que las generaciones que pasen por ese colegio te recordarán para siempre.

Besos y que tengas un agradable día

Mª Gemma opina dijo...

En Noja, no tenemos conserje, aunque se ha solicitado y esperemos que para Enero, este en la escuela, que falta hace... en cuanto se sepa quien es... me paso por aqui y te digo su nombre...
Un abrazo

Cèlia dijo...

Com t'enyoro! (A tu molt, a l'espai gens!) Bé sí, del meu insti i l'amor que hi vaig trobar sí, eh?

Max Birrax dijo...

De todos los colegios a los que he ido sólo uno tenía conserje: el señor Blas. Entrañable, gruñón, cariñoso, regañón, buena persona, a pesar de que yo sólo tenía 8 ó 9 años, todavía soy capaz de verle la cara. ¡Saludos!

Merce dijo...

Fermin, te puedo decir que el primer conserje que conocieron mis hijas un poco mas y me lo cargo. Por que le amargaba cerrar la puerta del cole, mis dos mozas con sus tres años a punto de cumplir se "piraron" del cole y las vió una señora desde la ventana de su casa, esperando el autobus juas!!! casi lo mato grrrrrrr además a los niños les contestaba muy mal, no lo querian.

El segundo conserje, un cielo de hombre, una bellisima persona, cariñoso, agradable, educado, amable, siempre sonriente, responsable y con autoridad al mismo tiempo que es amigo de los niños y de los padres. Una gran persona. Vamos!!! que lo queremos un montonazo. El señor Luis.

Del primero no se ni como se llama, asi que mira. Eso es como todo, aquella persona que es buena, siempre tendra un hueco privilegiado en tu memoria.

Seguro que eres un gran conserje, no lo dudo.

Biquiños :)

senovilla dijo...

Recuerdo con cariño al conserje de EGB, su bata azul y todo el cariño que nos mostraba siempre a los niños.

No me hagas recordar amigo que eran unos tiempos muy distintos a los de ahora.

Mis peques tienen una conserje muy simpática que les da caramelos y la saludan siempre.

Saludos Cordiales, mala noche hoy que no pego ojo amigo.

m4n010 dijo...

Don José, Don Elías, Don Francisco y ahora el del colegio de mi pequeña, Don José.

Recuerdo cada uno de los conserjes que tuve en los colegios que fui a lo largo de mi vida y de todos tengo un buen recuerdo.

fermin dijo...

Esto es lo que esperaba con esta entrada. Los conserjes de escuela suelen ser bien recordados,(máxime si es el padre de uno, ¿verdad Eulogio?), incluso sus nombres, a pesar de que estoy seguro que todos han, hemos, recibido alguna reprimenda de su parte. El mio era Don Felipe, en la "Escuela de Maestría Industrial" de Torrelavega. Vendía unos bocadillos exquisitos. Yo procuro no ser tan serio con los niños, claro que el se las veía con adolescentes con las hormonas super alteradas y los míos van de tres a doce años. No hay color.
Gracias a todos por comentar.

fermin dijo...

No podía dejar sin contestar al comentario de Merce. Como ves en las imágenes procuro, no, mantengo, cerrada a cal y canto la puerta principal. Si por mi fuese esta no se hubiera de poder abrir desde dentro nada mas que con el portero automático, pero eso va contra la normativa de seguridad. De todas formas la manilla de apertura esta a una altura especial para que los peque no lleguen. De todas formas les tengo dicho a los mas mayores que no quiero que abran la puerta ni que sean sus padres. Para eso me pagan a mi, entre otras cosas.

Campurriana dijo...

Entrañable entrada, Fermín. Yo no recuerdo a ningún conserje de mi escuela. Era una mujer la que andaba por ahí pero no se hacía notar o yo no la notaba demasiado a juzgar por mi memoria...
De todas formas, creo que es un puesto de apoyo importantísimo en todo colegio que se precie. Lo que decía un comentarista por ahí arriba...los niños te recordarán siempre, cuando sean mayores saldrás a relucir en más de una conversación, y no dudo que sea para bien...
;)

Gracias por compartir.

Publicar un comentario